Los choferes cordobeses levantan las asambleas para negociar

Los choferes del transporte urbano de Córdoba levantaron el paro, que lleva nueve días, con la intención de negociar la reincorporación de los despedidos y culminar con el conflicto.

Este mediodía se frustró una reunión en el Ministerio de Trabajo de la provincia debido a que el resto de las partes se negaron a participar si continuaban las medidas de fuerza.

En tanto que el plan de emergencia que dispuso la Municipalidad de Córdoba sumó nuevos corredores este martes.

En la sede de la Unión Tranviaria Automotor (UTA) Marcelo Marín, delegado de Aucor, expresó que "la condición que ponemos es que ningún trabajador quede en la calle".

En contraposición el intendente Ramón Javier Mestre remarcó que no negociará la reincorporación de los despedidos ni tampoco el reintegro de las horas no trabajadas. El jefe municipal prevé convocar a una consulta popular sobre el transporte.

Por otra parte el gobernador Juan Schiaretti enviará un proyecto de ley para declarar servicio esencial al transporte público y establecer que se dispongan guardias mínimas durante medidas de fuerza.

Las demandas que motivaron las asambleas durante más de una semana aunaron reclamos salariales, sindicales y laborales. El primer aspecto consistía en que el aumento salarial del 21 por ciento, acordado en la paritaria nacional, se aplicará en una cuota retroactiva a enero sobre la nómina salarial de Córdoba y no en tres partes. El segundo estaba relacionado con la normalización de la regional local de la UTA que está intervenida desde el año pasado. El último punto era el arreglo de las unidades de ómnibus.

Compartir

Últimas Noticias