Se cumple el primer paro general al Gobierno

La convocatoria de la Confederación General del Trabajo (CGT) al primer paro general a la gestión del actual gobierno nacional se cumple hoy en todo el país, desde los primeros minutos de la jornada.

La paralización total del sistema de transporte de pasajeros a nivel nacional es uno de los grandes sustentos, desde la hora 0, para el primer paro general que convoca la unificada , la misma que terminó de gestarse en el mismo proceso de gobierno de Mauricio Macri.

La adhesión de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) es una de las principales cartas para justificar una medida que, impulsada por las bases, encuentra en furtivos ataques oficiales en los últimos días una gran oposición mediática.

El vocero de la entidad gremial, Mario Calegari refirió a primera hora en el programa Cara y Cruz que "la adhesión es del 100%" en el transporte. "Lo más importante es el día de mañana, donde esperamos que prime el sentido común y las autoridades llamen a una mesa de diálogo" expresó.

El panorama de despidos, recesión e inflación reinante desde principios de 2016 parece ser argumento suficiente para que la clase trabajadora, que en buena parte se mostró en las calles durante todo el mes de marzo, paralice las actividades por 24 horas.

La novedad es que no haya movilización, aunque estén previstos cortes en todo el país durante la jornada, inclusive en la capital cordobesa. El Frente de Organizaciones en Lucha realiza desde temprano el corte en el puente Pueyrredón de Buenos Aires. Mariana Navarro confió a radio Universidad: “Estamos garantizando el corte pero hay dos carriles habilitados. El despliegue de seguridad de Prefectura y Gendarmería es desproporcionado”.

Ayer, el presidente Mauricio Macri consideró que “sigue habiendo minorías que piensan que el tiempo pasado fue mejor”.

Juan Carlos Schmid, uno de los secretarios generales del triunvirato cegetista, negó que haya órdenes de impedir desarrollar sus tareas a quien que quiera hacerlo, pero remarcó que se quiere “instalar en la agenda un malestar que ya es general”.

Schmidt agregó: "Queremos reafirmar nuestro voluntad democrática. Desde el '83 para acá se dice que los paros son desestabilizadores, y en nombre del sindicalismo digo que no queremos seguir cargando con el estigma de que por culpa de los paros de los sindicatos se terminan los gobiernos, dejando de lado las medidas de los empresarios y del propio gobierno".

Héctor Daer, otra de las caras visibles, dijo: “El único responsable que en el país haya cada vez más pobreza es el gobierno y también es responsable de este paro. Acá hay cada vez menos trabajo y menos actividad económica”.

Las dos CTA (Central de los Trabajadores de Argentina) también se plegaron a la medida y desde ese lugar Hugo Yasky negó que se trata de una medida “desestabilizadora”, sino que la llevan adelante "quienes tienen la heladera vacía".

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, principal eje de discusión, no hay tampoco subtes ni trenes, aunque el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta anticipó fuerte presencia policial “para garantizar el derecho de quienes quieren ir a trabajar”. De todas maneras, organizaciones sociales, sindicales y políticas anticiparon cortes desde las primeras horas.

Los peajes de acceso son libres en CABA, aunque en la provincia de Córdoba es uno de los gremios que no se adhiere a la medida y desempeñan tareas normalmente.

En un marco oficial de amplios ataques a la medida, hoy no son parte gremios como la UATRE de 'Momo' Venegas, petroleros, gastronómicos y remiseros.

Desde la CGT descuentan que la masividad del paro generará la convocatoria a "otro diálogo" de parte del presidente Macri.

Fuente: Cba24N

Compartir

Últimas Noticias