Al menos 15 muertos en dos favelas ocupadas por la policía

Dos cruentos operativos policiales llevados a cabo el fin de semana en los asentamientos de Río de Janeiro Ciudad de Dios y La Maré, obligó a a suspender las clases.

Los enfrentamientos entre narcotraficantes y policías en las favelas de Ciudad de Dios y La Maré dejaron solo en el fin de semana al menos 15 muertos, lo que obligó este lunes a que los comercios no abrieran y se suspendieran las clases.

Las últimas víctimas, cuatro presuntos traficantes, murieron este lunes en una operación de la policía militar y las tropas de choque en el complejo de La Maré, en la zona norte de Río.

Las autoridades reforzaron la presencia policial en la favela, que este lunes amaneció con comercios inactivos y sin clases para unos 13.000 alumnos por el cierre de colegios y en un clima de tensión tras la tercera noche de tiroteos.

La policía investiga la caída del helicóptero que el sábado dejó 4 agentes muertos, y autoridades empezaron a escuchar los testimonios de los familiares de los 7 jóvenes cuyos cuerpos fueron encontrados entre la maleza, el domingo, algunos con signos de tortura y disparos en la cabeza.

Familiares de esos 7 hombres protestaron en el Instituto Médico Forense de Río de Janeiro, donde dieron por hecho que las muertes obedecieron a una "venganza" de la policía en respuesta a la caída del helicóptero.

El coordinador de la ONG brasileña Río de Paz, Antonio Carlos Costa, reveló que la organización tiene datos de que se trató de “ejecuciones extrajudiciales realizadas por la policía" y consideró “inaceptable la acción de la policía, con constantes violaciones de derechos humanos y constantes ejecuciones”.

Costa pronosticó un empeoramiento progresivo de la violencia en las favelas, entre otros factores, por la grave crisis que atraviesa el estado de Río de Janeiro, la falta de reformas en los cuerpos de la policía y la corrupción del Gobierno.

También Amnistía Internacional denunció este lunes la "letalidad" de las operaciones policiales en Río y evaluó que lo que pasa en las favelas "sigue una lógica de guerra, en este caso, contra las drogas".

Este lunes, los ingresos y principales puntos de circulación de vehículos en Ciudad de Dios fueron ocupados por carros blindados y comandos policiales, en un virtual toque de queda que se repitió en barrios de la zona norte, lo que generó un estado de tensión en las favelas de la zona.

Compartir

Últimas Noticias