Ruta 38, el camino esotérico

En la Ruta 38 la vida sucede tranquila. A sus costados prevalecen poblados serenos que respetan como religión el descanso de la siesta y viven directa o indirectamente de las sierras y su imán turístico.

Desde Villa Carlos Paz al norte, en el ADN de la 38 se mezclan curanderos, avistadores de Ovnis, astrólogos, chamanes y otros menesteres que contribuyen a su perfil esotérico, quizás como pocas o ninguna otra ruta en el país.

Aquí es habitual una ronda de mates junto al Pucará, un centro ceremonial aborigen que fue escenario de rituales hace más de ocho mil años. También lo son los Temazcales, que sirven para purgar pecados y sanar el cuerpo y el alma después de exponerse varias horas a elevadas temperaturas dentro de una construcción diminuta. Todo transcurre, por supuesto, bajo la tutela del Cerro Uritorco, que representa la génesis y la explicación de casi todas las prácticas esotéricas de la zona.

El temazcal de Ojo de Agua, a, pie del Uritorco 

Tierra de Chamanes. “Lo que se da en la Ruta 38 es más bien un efecto derrame de Capilla del Monte”, apunta Gustavo Fernández, al frente del Movimiento Chamánico Argentino, que utiliza el norte de Punilla como punto de encuentro para sus actividades.

El chamanismo fue creciendo y hoy cuenta con más de ciento veinte adeptos en la zona, más allá de que las prácticas locales no guardan directa relación con la concepción original del “Shaman”, como denominaban a los médicos brujos en la antigua Siberia.

“Usamos el término por estar impuesto por la costumbre, pero no es el correcto. En su concepción original hoy sólo podría ser aplicado a los sanadores. En realidad, el chamanismo se orienta a difundir la filosofía de vida, la cosmo percepción o un amplio espectro de herramientas para la vida cotidiana”, explica Fernández.

Para el chamanismo, la Ruta 38 tiene su meca en Pueblo Encanto, una especie de reserva de principios del siglo XIX ubicada en Capilla del Monte, donde se encuentra uno de los dos Pucará hallados en nuestro país (el otro está en Tilcara). Hasta allí también llegan sanadores y descendientes de culturas originarias para celebrar el Inti Raymi y otras costumbres ancestrales.

“Sin dudas que el Uritorco es el eje central de todo un área de atracción mística, esotérica y turística que se fue derramando a través del tiempo hacia el entorno. El efecto derrame se extiende al norte por la 38 hasta Cruz del Eje y al sur hasta Carlos paz”, plantea Carlos Lusianzoff, el dueño de Pueblo Encanto.

  

Réditos. Está claro que el movimiento esotérico en la región no perdura sólo por creencias. El aspecto turístico, y por ende económico, tiene un rol preponderante. Se estima que sólo en el círculo chico del Uritorco, que va desde Cruz del Eje hasta Huerta Grande, las sierras y sus referentes místicos mueven unos 150 mil turistas al año. Es por esto que no hay avistamiento de platos voladores, ritual o fin de semana tántrico que no incluya en el combo el alojamiento, comida y excursiones.

“Hay que tener cuidado porque hay muchos chantas dando vueltas. Hay gente que llega desde otros lugares y paga hasta 400 dólares por sesiones de tantra que nada tienen que ver con esta disciplina”, afirma Fabián Rosso, a cargo del templo Shiva Shakti en el Ojo de Agua.

La oferta regional es amplísima e incluye también a Hugo Jaime, que atiende en La Posta del Silencio, al final del antiguo camino que conduce a San Marcos Sierras. Nadie como él para conocer sobre la ciudad intraterrena de Erks y las propiedades energéticas de la región. En Villa Giardino, la confitería Yanquen ofrece cafetería, panadería artesanal y un Temazcal siempre a punto que atrae visitantes de los cuatro puntos cardinales del país.

“Nuestro Temazcal está hecho con varas y mantas, como lo hacían los Comechingones. Todos los meses recibimos gente de Buenos Aires, Santa Fe y varios puntos del país que buscan la purificación espiritual y física”, apunta Susana, encargada del lugar.

Héctor y Elide son los Astrólogos del Karma. Se radicaron hace 20 años en Parque Síquiman a la vera de la 38 y aseguran haber influido en comicios locales, provinciales y nacionales apoyados en la Carta Natal y la posición de los astros. En verano, como otros tantos en la zona, aprovechan y hacen la diferencia con vedettes y artistas que acuden para hacer frente a la competencia y si se puede, anticiparse a los resultados de la temporada.

“Nosotros somos fundamentalistas en nuestras creencias. Estamos seguros que variando las causas podemos variar los efectos que éstas producen”, afirma Héctor.

Elide sigue la conversación apoyada en el sillón y va aun más allá. “El sistema planetario te hace pagar hasta las últimas consecuencias”, asegura.

Jaime Press 

El precursor. A Jaime Isidoro Press no le gustaba que lo llamaran sanador. Prefería autodefinirse como un armonizador. En la década del ´60, miles de personas lo esperaban en su consultorio de la calle Roque Saenz Peña en Villa Carlos Paz. Llegaban desde distintos puntos del país y algunos pasaban la noche a la intemperie hasta el día siguiente, cuando las horas de atención de Press no alcanzaban para recibirlos a todos.

Jaime Press fue acusado de ejercicio ilegal de la medicina, detenido y prohibido. Aun así, su figura es asociada al crecimiento turístico de Carlos Paz. Fue un precursor en el Valle de Punilla y un hombre polémico que despertó la ira del Consejo de Médicos de Córdoba.

Quienes lo conocieron, aseguran que decidió desprenderse de todos sus bienes materiales y que no aceptaba recompensa por sus “servicios”.

Murió en enero de 2001, a los 73 años, de un paro cardiorespiratorio, después de pasar los últimos años de su vida en un asilo para ancianos.

Compartir

Últimas Noticias