El final anunciado de un desembarco caótico

La muerte de Jonathan Villegas (21) que este domingo fue ultimado de una puñalada por integrantes la barra brava de Talleres “La Fiel” en el balneario El Diquecito de Carlos Paz, es el último y más trágico capítulo de una historia que comenzó a escribirse a principios de 2013.

El titular de Seguridad Ciudadana, Roberto Giménez, reconoció a este medio que entre enero y febrero de este año llovieron las denuncias de vecinos de Villa del Lago quejándose por los desmanes que la barra cometía a la vera del río Los Chorrillos.

Robos, enfrentamientos a golpes de puño, amenazas, personas alcoholizadas, música a alto volumen en horas de la madrugada y un balneario que fue perdiendo el imán turístico a medida que se conocían los incidentes con La Fiel.

“Vienen todos los domingos, a veces los sábados.  Llegan con tres o cuatro colectivos viejos repletos de gente, abren las puertas del parador, ponen la música a todo volumen y se ponen a tomar hasta la noche”, cuenta una vecina del barrio a Crónicas del Día. Ella cree que el parador le fue heredado al jefe de la barra.

En realidad, desde el Palacio 16 de Julio señalaron que hasta la temporada pasada, el lugar le era alquilado a la madre de un barra que decidió abrirlo este fin de semana como lo hicieron el resto de los paradores de la ciudad.

“Ahora es el momento de decidir la renovación de todos los permisos para la próxima temporada y se analizará qué locales están en condiciones de seguir funcionando y cuáles no”, añadieron fuentes autorizadas a este medio.

Una comerciante de la zona cuenta que pasado el mediodía del domingo 19 de febrero de 2013, un joven casi pierde un ojo después de ser salvajemente golpeado en el trayecto que une la Ruta 38 con el balneario. El adolescente, de unos 19 años, mostró la camiseta de Instituto de Córdoba en momentos en el que pasaba uno de los colectivos cargados de hinchas albiazules.

Aunque los barras siguieron camino al río, algunos de ellos decidieron volver y atacaron brutalmente al joven simpatizante de La Gloria.

“La noticia no fue muy difundida ya que el chico no hizo la denuncia porque tenía miedo”, cuenta la mujer.

Reconocimiento a La Fiel en la Legislatura (Foto: La Voz)

Reconocimiento y escándalo. El desembarco de La Fiel en uno de los balnearios históricos de Carlos Paz fue el paso previo de la barra antes de conseguir, en mayo de este año, la polémica distinción de la Legislatura de Córdoba “por su aporte a la no violencia”.

La plaqueta de reconocimiento le fue entregada en mano a Carlos Pacheco, uno de los líderes de La Fiel, que habría sido quien le propinó el primer cachetazo a Jonathan Villegas, antes de que la agresión se tornara salvaje.

El hermano mayor de la víctima, Emanuel Villegas, contó a Crónicas del Día que la disputa comenzó cuando una mujer (que sería quien alquila el parador) les pidió que abandonaran las sillas y las mesas que ocupaban a metros del río. En el interior del salón, la barra celebraba el bautismo del hijo de uno de sus integrantes.

Ante la negativa para ceder el lugar, la mujer fue hasta el parador y retornó acompañada de una veintena hombres armados con cuchillos, botellas rotas y algunos exhibiendo armas de fuego.

Primero hubo golpes de puño al menor de los Villegas, padre de un nene de 6 años. Cuando uno de sus hermanos reaccionó, irrumpió el resto de los barras y comenzaron las corridas.

"Si es para tanto, nos vamos, le dije a mi familia. Ahí le pegan una cachetada a mi hermano. De atrás le pego yo al que le está pegando y me empiezan a pegar. Mi cuñado agarra una silla y le pega al que me está pegando a mí. Mi hermano sale para el lado de la calle a la derecha, y yo salgo para la izquierda. Trato de volver y estos (por los agresores) no me dejaban volver", dijo Matías, el otro hermano, a Radio Mitre.

Un turista de Buenos Aires que alquiló una casa en la zona, contó que vio cuando Jonathan fue apuñalado en la zona del abdomen,  y “corría con el cuchillo clavado hasta que no pudo más y cayó desvanecido”.

“Empezaron los tiros y el balneario quedó vacío en cuestión de segundos”, relata.

Cuando la familia encontró a Jonathan tirado, lo subió a un auto para trasladarlo al hospital, pero falleció de un paro cardiorrespiratorio sobre la Ruta 38, a la altura del reloj Cu Cú.

 

Pruebas. Las agresiones fueron filmadas con el celular de un policía de civil que se encontraba en el lugar y permitieron identificar a varios de los barras involucrados. El parte que emitió este domingo por la noche la Departamental Punilla de Policía señala que hay siete personas detenidas, entre ellas dos mujeres, de las cuales una está imputada de homicidio en riña. Los otros seis están acusados de entorpecimiento funcional. Quien le asestó la puñalada a Villegas logró escapar pero la Policía asegura que se encuentra claramente identificado.

Compartir

Últimas Noticias