La historia de "Milagrito" Barrera

Ahora le dicen “Milagrito”. El apodo se lo pusieron los médicos del Hospital Misericordia después de que el hueso del fémur se le soldara sin necesidad de una intervención quirúrgica. Fueron 16 días de coma inducido, 47 días de internación y una eternidad para los que seguían su recuperación a la distancia.

A Fernando Barrera lo salvó su espíritu intrépido y un ángel aparte que aquel domingo de septiembre le separó un equipo de cirujanos que el 99% de los fines de semana no suele estar en funciones.

Lo recibieron semi muerto. Casi sin signos vitales. Con un latido desvaneciente en el corazón y un coágulo de cuatro litros de sangre que le inundaba el abdomen.

La situación era tan crítica y apremiante que los médicos decidieron operarlo sin perder valiosos segundos en estudios previos. Un accidente en paracaídas durante una exhibición en Río Tercero le había destrozado el bazo y ocasionado múltiples lesiones.

“Tiene un 3% de probabilidad de vida. Recen”, fue lo primero que le dijeron los médicos a la familia que había llegado para acompañarlo desde Carlos Paz.

En los días de coma hubo infecciones y virus que dispararon la fiebre, operaciones de huesos  rotos y órganos averiados, reparación de arterias cortadas, traqueotomía para liberar las vías respiratorias y una historia que nació con la esperanza de los que nunca dudaron en la recuperación.

- Podemos hablar un rato-  le pregunto a Fernando. “Por supuesto viejo, a la gente de Carlos Paz no puedo más que darle las gracias. Me emociona saber todo lo que me apoyaron”.

Es un Fernando Barrera auténtico, como el que veíamos conduciendo el ciclo televisivo 4 Elementos y llevando adelante con una ductilidad de veterano las clases de violín en el Centro de Educación Musical (CEM).

“Me preocupa el tema del bazo, no sé adonde me voy a servir las bebidas”  se ríe, como para dejar en claro que la charla transitará por carriles muy distintos de lo que un paciente en plena etapa de recuperación suele recorrer.

 

Ese momento. Del accidente se acuerda hasta el último detalle. “Hay que darle bola a esa vocecita interna que te dice que no lo hagas. Yo no le di bola y acá estoy”. Esa vocecita de la que habla era su subconsciente que le decía que no debía intentar el tercer salto tándem en aquella exhibición en el aeroclub de Río Tercero. Ya había saltado dos veces con probado éxito desde unos 3.600 metros de altura. Los dos intentos eran suficientes para las grabaciones del programa que realizaron con el actor Fernando Peña. Pero quiso intentarlo una vez más, a pesar de que a último momento hubo un cambio de camarógrafo que lo tenía incómodo.

“Se hacía el banana y no me convencía mucho”, recuerda.

Pero el salto se hizo. Como las veces anteriores, Fernando lo realizó en tándem con otro compañero, y el camarógrafo aparte, para filmarlos a ambos. Los paracaídas se abrieron a unos 1.800 metros del piso pero la situación no estaba bien.

“Le digo a mi compañero que me preocupaba que el camarógrafo no se alejaba, que no tomaba la distancia necesaria. En un momento desaparece y pensé que estaba todo bien, que ya había logrado acomodarse. Pero cuando estamos a 20 metros del piso siento que algo se posa sobre nuestro paracaídas y era él, que terminó enredándonos”, relata.

Con el paracaídas cerrado, Fernando y su compañero se estrellaron contra el piso después de una caída libre de unos 20 metros. De allí partieron a un nosocomio local y luego fueron derivados al Misericordia.

 

La recuperación. “No me dejaban leer lo que se publicaba, pero mi familia me contaba todo lo que se preocupó la gente de Carlos Paz y me emocionó mucho”, dice.

La experiencia de Fernando mientras duró el coma inducido será tema de otro momento, porque asegura que vio cosas “con los ojos cerrados” y que percibía el apoyo de los que tenía al lado a pesar de estar profusamente sedado.

“Ahora me quiero recuperar porque tengo muchos proyectos para el verano. Quedate tranquilo que voy a volver como antes”, tira, sin dudar.

Lo que sigue es una nueva operación de pelvis, que no soldó adecuadamente, y el proceso de rehabilitación para dejar definitivamente la silla de ruedas.  El plan retorno, está en marcha…

Compartir

Últimas Noticias