Aviso
  • There is no category chosen or category doesn't contain any items

A dos años del crimen de Franco Amaya, su familia insiste por Justicia

El 22 de febrero se cumplen dos años del crimen de Franco Amaya a manos de un efectivo policial que realizaba un control vehicular en la esquina de Alem y Los Artesanos y le disparó a quemarropa cuando el joven no detuvo su andar en la motocicleta.

Familiares, amigos y organizaciones sociales convocan a una intervención pública para exigir justicia. La actividad será este viernes 22/02 desde las 18 horas en la esquina donde Franco fue herido mortalmente. Luego se marchará por calle Los Gigantes para terminar en la plazoleta, donde habrá música en vivo y se descubrirá un mural en su memoria.

Franco Amaya tenía 18 años y estaba a punto de recibirse de peluquero. En la madrugada del 22 de febrero de 2017 estaba preparándose para ir a ver a Ulises Bueno en el boliche Molino Rojo. Con su primo Agustín salieron en moto a buscar una camisa.

Cuando circulaban por calle Los Gigantes casi en la intersección con Alem, se encontraron con un control policial. La moto tenía pocos frenos y Franco intentó detenerse utilizando los cambios. Allí es cuando el policía Rodrigo Maximiliano Velardo Bustos (26) disparó por considerar que estaban evadiendo el control policial.

Su compañero, el agente Oficial Ayudante José Ezequiel Villagra (23), era el responsable del control vehicular y sólo atinó a darle aviso a un superior cuando ocurrió el hecho, negándose a brindarle ayuda a Franco, que agonizaba. Ambos policías estaban alcoholizados al momento del hecho.

En mayo del año pasado la Cámara 11 del Crimen llevó adelante el juicio. Allí, el policía Bustos fue condenado a 12 años de prisión; mientras que Villagra fue absuelto. La presencia de alcohol en sangre de ambos policías fue considerada un atenuante de la condena.

Compartir

Últimas Noticias