Carlospacenses, víctimas de clonación de tarjetas en Brasil

Publicado el Miércoles, 09 Enero 2019 20:37

La clonación de tarjetas de crédito y débito sigue siendo un dolor de cabeza para los miles de argentinos que cada año se inclinan por las playas de Brasil para disfrutar de las vacaciones.

Más allá de las recomendaciones y los cuidados, esta temporada volvieron a reportarse casos, y esta vez, le tocó dos parejas de carlospacenses que viajaron a Río de Janeiro.

Nicolás y Consuelo regresaron la semana pasada después de celebrar Navidad y Año Nuevo en las playas de Copacabana. El viaje se planificó durante meses y decidieron afrontar los gastos en sueño brasileño utilizando tarjetas, para llevar la menor cantidad de dinero en efectivo.

Pero como le sucedió a muchos, la comodidad de la tarjeta les jugó una mala pasada. “Creemos que fue en la playa, cuando intentamos comprar unos lentes. El vendedor pasó la tarjeta de débito en varias oportunidades y nos dijo que no era posible realizar el pago”, cuenta Consuelo Manzano a Crónicas del Día.

Horas más tarde, se encontraron que el saldo de la tarjeta se había agotado. Eran unos 10 mil pesos que desaparecieron sin ninguna explicación.

“Llamamos al banco, hicimos la denuncia, contamos cuál fue la situación y estamos a la espera de una respuesta aguardando que nos devuelvan el dinero”, detalla Consuelo.

“Lo llamativo es que en ningún lugar te piden documentos para utilizar las tarjetas. Nadie se fija si quien presenta la tarjeta es realmente su propietario”, agrega Nicolás.

Casi idéntica fue la situación que atravesó Noelia Salcedo con su familia en Río de Janeiro, a mediados de noviembre, aunque en este caso, la entidad bancaria logró evitar el consumo en la tarjeta clonada.

“Estimamos que fue durante una compra en una feria de ropa montada sobre una de las avenidas principales. El vendedor utilizó un posnet de otro stand que no era el suyo, y tal vez en esa maniobra se clonó la tarjeta”, relata.

Ante movimientos sospechosos, el banco se comunicó con la pareja por la compra excesiva de tarjetas de teléfono a través del débito y se constató que efectivamente había sido clonado.

“Nos habían advertido de este tipo de maniobras, pero uno piensa que nunca le va a pasar, hasta que lo padece”, agrega.

 

Cómo evitar la clonación. Hay mucha información sobre prevenir la clonación de tarjetas de crédito ofreciendo consejos muy sensatos a los viajeros. Cualquier persona puede ser una víctima por solo facilitar su tarjeta en una tienda o restaurante y no estar atentos a ella. Cómo evitar ser una víctima del Skimming:

1. Cuando pague en una tienda con su tarjeta de crédito o débito, preste mucha atención de por donde el empleado pasa la tarjeta, no pierda de vista su tarjeta. También esté atento sobre las manos del empleado, ya que algunos Skimmer son tan pequeños que caben en la palma de la mano.

2. Cuando termine de comer en un restaurante NO le entregue la tarjeta al mozo, vaya usted mismo y pague la cuenta antes de irse. El mesero no lo puede obligar a usted a que le entregue la tarjeta para cobrarle.

3. Cuando vaya a retirar dinero de los cajeros, asegúrese de que no tenga ningún dispositivo extraño instalado por donde se introduce la tarjeta.

4. Cuando vaya a entrar su número secreto (PIN) en un cajero, cubra con su otra mano el cuadro de botones, ya que los delincuentes que se dedican al Skimming, instalan pequeñas cámaras que apuntan hacia el cuadro de botones para ver el número secreto que usted ingresa.

5. Consulte con su banco o su proveedor de tarjeta si tienen la opción de alerta por SMS (mensaje de texto) para notificarle a usted sobre las compras o retiro de dinero superiores a cierta cantidad. De esta manera, si su tarjeta es clonada, el banco o su proveedor de tarjeta lo alertara vía mensaje de texto cuando alguien retire o compre algo cuyo valor sea mayor al especificado en la alerta. Si su banco no ofrece esta opción pregunte si tienen otros tipos de alertas similares.

6. Si su banco ofrece servicios online (por Internet) aproveche esta ventaja, ya que le permite a usted monitorear sus estados de cuentas y transacciones diariamente, así no tendría que esperar hasta que le llegue su estado de cuenta todos los meses para verificar si hay alguna compra, retiro de dinero o transacción sospechosa.

7. Usar un adicional reduciendo el límite de crédito. A las tarjetas se le puede asignar un límite de compra individual previo a salir de viaje. Es posible reducirlo y fijarle, por ejemplo, sólo el 10% de ese límite.

La idea es realizar todos los pagos cotidianos con esa tarjeta con el límite de crédito reducido, de manera tal que si somos víctimas de una clonación el importe total por el que nos podemos ver afectados sea mucho menor que el límite disponible total de la cuenta.

Luego, al regresar del viaje, se le puede volver a fijar el límite de compra que se desee establecer.