Criminal Queen: diversidad en el teatro local e independiente

Todos los jueves, viernes y sábados a partir de las 00, la noche carlospacense se pone peluca y tacos para dar su mejor presentación. Criminal Queen, desde Green Paradise ubicado en la calle General Paz 280, es una obra con entrada a la gorra, llena de colores y baile.

Tres son las protagonistas de la velada: Tina, Kira y Libida, todas Drag Queens encarnadas por Juan Romero, Mauro Mondaca, quien además es el director de la obra, y Jhonatan Picossi. Acompañadas por cuatro increíbles bailarines, la puesta en escena es una experiencia 360° en la que tanto bailarines como drags se pasean e invitan al público a participar de la actuación. La cercanía entre los artistas y el público le da vida a la obra y la vuelve más real.

Lo más interesante de la noche es cuando las risas cesan y abren paso a la emoción, a la seriedad y a la tristeza. Criminal Queen deja de ser todo colores y las luces se posan en nuestras protagonistas, quienes comienzan a contar una terrible historia. Es entonces cuando el espectador entiende realmente lo que vino a ver. La lucha por los derechos de la comunidad LGBTIQ+ se hace presente y al final de la obra todos bailan con la bandera multicolor brillante, hermosa y flameante, el orgullo de ser quienes son en un simple acto.

Pero, ¿qué es Criminal Queen? En palabras de Mondaca, esta experiencia escénica, es una mezcla de muchas cosas: “es un manifiesto, una obra de denuncia, un pedido a la sororidad, es una lucha en contra de la discriminación y la violencia, es una mezcla de todo”.

Desde mi posición como espectadora, Criminal Queen es un espacio para la diversidad que se vuelve el grito de aquellos cuya voz es acallada por una sociedad que aún lucha por transformarse así misma. El baile y la actuación se vuelven un arma en una guerra para la paz.

Compartir

Últimas Noticias