Después de las lluvias, el lago San Roque quedó al borde del vertedero

El tiempo húmedo que desde hace una semana se instaló en esta región y las fuertes tormentas que se desataron en las últimas horas cambiaron drásticamente la situación del lago San Roque, que pasó de un preocupante estado de bajante a un nivel casi óptimo.

El cambio sucedió en apenas 24 horas, después del temporal que azotó este martes la región central del país y que trajo crecidas de más de 3 metros en todos los ríos serranos.

De acuerdo a la última medición del Ministerio de Agua de la Provincia, el embalse de Carlos Paz quedó a tan solo 20 centímetros de los 35.30 metros que marcan el nivel de vertedero y el límite en el que empieza a trabajar el embudo.

Mayo había comenzado con una pronunciada bajante en el lago, que lo llevó a estar dos metros por debajo de su cota ideal. Sin embargo, las lluvias poco habituales para esta época revirtieron rápidamente este panorama.

Compartir

Últimas Noticias