Justicia avaló la municipalización del servicio de agua potable

A través de un fallo que publicó este jueves, el Tribunal Superior de Justicia avaló la decisión del intendente Esteban Avilés, de municipalizar el servicio de agua potable que se encuentra en manos de la Cooperativa Integral (Coopi).

Avilés había resuelto por decreto la finalización del contrato de concesión, que se encontraba extinguido desde hacía tiempo. Aunque la sentencia no fue unánime, los miembros del máximo órgano judicial resolvieron que el municipio actuó “conforme a derecho” y que la rescisión del vínculo con la Coopi no resulta arbitraria ni ilegal. En ese marco, señala que le corresponde ahora al municipio “asumir la prestación efectiva e inmediata del servicio de provisión de agua potable”.

El tema se encontraba judicializado desde hace dos años, cuando Avilés anunció la estatización y la prestadora interpuso un recurso de amparo que fue avalado por la Justicia en una primera instancia, lo que le permitió sostener la prestación hasta ahora.

Los vocales señalaron que fue compatible con las disposiciones y principios que rigen en materia de Derecho Público provincial y municipal “la decisión de la administración municipal de retomar la prestación del servicio a los fines de su prestación directa, una vez extinguido el contrato de concesión”.

Esta resolución llega justo en el momento en que Avilés confirmó la estatización del servicio de cloacas, otra de las prestaciones a cargo de la Coopi. Sin el agua y sin las cloacas, el futuro de la prestadora resulta incierto teniendo en cuenta que solo dispondrá de un grupo minúsculo de prestaciones en las comunas del sur.

 

Entrega. Si bien se aguarda que la Coopi interceda un nuevo recurso de amparo, esta vez ante la Corte Suprema, la decisión del Superior Tribunal lleva al municipio a establecer una fecha de entrega provisoria del servicio. Una vez fijada, deberán correr 90 días para la transferencia definitiva de la prestación.

Compartir

Últimas Noticias