Aunque las apuestas no se detienen, las slots generan déficit

Los apostadores se multiplican y las tragamonedas no paran de facturar un instante. Aún así, los Casinos de Córdoba ya no parecen ser tan rentable como décadas anteriores y en el último balance que trascendió, se confirmó el déficit que generan las salas manejadas por Lotería de Córdoba y la Concesionaria de Entretenimientos y Turismo (CET).

Los datos fueron publicados a través de un informe exclusivo de La Voz, en el que se detalla que cada uno de los casinos cordobeses no llega a cubrir los gastos operativos de mantenimiento y el pago del personal.

En el caso de Carlos Paz, que con sus dos salas encabeza holgadamente el ranking de apuestas en toda la provincia, el balance de 2016 arrojó un déficit de 26.148.995 pesos, teniendo en cuenta los 149.515.461 pesos de recaudación brota de sus salas, y los 175.664.456 pesos que demandó en gastos fijos. De este total, más de 142 millones de pesos se destinaron al pago de sueldos.

“Es cierto que en los últimos cuatro años los casinos dieron pérdida”, admitió el presidente de la Lotería de Córdoba, Héctor Trivillin, pero dijo que “no deja de ser una buena noticia que dicha pérdida se desaceleró en relación con la inflación”.

“La postal más común en esas salas locales tiene más que ver con jubilados y amas de casa que dejan allí parte de sus ahorros, con turistas que juegan unas fichas como una aventura vacacional y, sí, con algunos apostadores fuertes que, pese a los montos que dejan, no impiden que desde hace al menos cuatro años el saldo de estos casinos sea negativo”, indica el portal.

Fuente: La Voz

Compartir

Últimas Noticias