Justicia avaló la paralización del acueducto de Tierralta

Publicado el Miércoles, 14 Junio 2017 20:55

La Cámara Séptima en lo Civil y Comercial de la ciudad de Córdoba rechazó el amparo presentado por los vecinos del country Tierralta, para que se los abastezca con agua del lago San Roque a través del ducto especialmente construido desde este barrio cerrado de Malagueño hasta orillas del embalse carlospacense.

La Cámara de Apelaciones señaló que la decisión del municipio de paralizar las obras que la empresa desarrollista realizaba en ejido no fue ilegal ni arbitraria, sino que estuvo ajustada a Derecho. 

“ … no es un dato menor que la legitimidad del acto administrativo se presume, y no se encuentran en la causa elementos que permitan establecer que el mismo ha sido arbitrario o ilegítimo …” y que “… vemos que la suspensión dispuesta  no es arbitraria, sino, por el contrario, se encuentra avalada por la Orden de Servicio … obran en el expediente administrativo abundantes antecedentes que ponen de manifiesto las justificadas razones que la autoridad ha tenido para proceder …”, se detalla en el fallo.

 “La ordenanza vergonzosa que se aprobó en 2008 sin tratamiento legislativo, habilitaba un ducto sobre el territorio municipal, siendo uno de los grandes abusos de la anterior administración. Ese sector político ha sido coherente en llevarse puesta a Carlos Paz con conceptos económicos, fuera de las necesidades reales que tenía el vecino de la ciudad y que nuestro gobierno ha puesto en su lugar. Políticamente no acompañamos por el impacto ambiental del trasvasamiento de la cuenca, y sobre todo por el impacto económico que va a tener esto en el tiempo teniendo en cuenta que el motor económico que es el Lago San Roque, abría la puerta a un desarrollo inmobiliario de Malagueño que nada tiene que ver con nuestro lago y los carlospacenses”, dijo el intendente Esteban Avilés.

Por su parte Juan Villa, Asesor Letrado del municipio, expresó: “En lo estrictamente legal  nosotros perdimos el amparo que presentaron los vecinos con una discrepancia muy fuerte respecto a lo que había resuelto la jueza Rodríguez de la causa, sobre todo por una serie de consideraciones de la que nos sentimos agraviados. Cuando resolvemos la paralización de la obra, la empresa no realizó apelaciones ni reconsideraciones, en consecuencia la cuestión quedo trabada ahí. Por este motivo, buscaron el mecanismo de hacerlos ir a los vecinos quienes fueron los que plantearon el amparo, y la empresa intervino como tercero interesado. Ahora la cámara, por mayoría,  ha resuelto inscribir la resolución del Municipio dentro de la más absoluta legalidad. En definitiva, la justicia ha declarado rechazar el amparo con lo cual ha quedado firme la paralización de las obras oportunamente dispuesta”.