Coopi sostiene el reclamo y promete endurecer las protestas

En otra jornada de protesta, los trabajadores y directivos de la Cooperativa Integral (Coopi) realizaron este miércoles un abandono de tareas y luego cortaron el tránsito vehicular sobre el puente Uruguay, en señal de rechazo a la estatización del servicio de agua potable que decretó el intendente Esteban Avilés.

Después de una hora y ante la mediación de la fiscal Jorgelina Gómez, los manifestantes decidieron abandonar el corte, que incluyó quema de cubiertas y bombas de estruendo. Esta vez, el reclamo sumó la adhesión de algunos gremios, como la CTA, el SIPOS y FETIA. En todos los casos, los referentes sindicales apuntaron que la decisión de Avilés podría poner en riesgo la fuente laboral de los empleados de la Coopi. Los directivos de la prestataria prometieron endurecer las acciones en los pròximos dìas.

Ante esta postura, desde el municipio insistieron que los trabajadores necesarios para la prestación del servicio de agua potable serán absorbidos por el estado local, bajo las condiciones laborales vigentes.

Después del reclamo, la entidad Cooperativa envió un comunicado confirmando la ampliación de la denuncia por Malversación de caudales públicos, relacionada con publicaciones que el municipio realizó en el diario La Voz del Interior.

Foto: Vilma Suarez

Compartir

Últimas Noticias