Ongamira, historia y paisajes

 

El viejo camino que recorrieron los Comechingones, habitantes originarios de estas tierras. Aguas termominerales, canteras de cuarzo, arroyos y cuevas. Sólo un lugar en la provincia de Córdoba ofrece este atractivo abanico: Ongamira.

El Valle de Ongamira descansa, sereno, al norte de las Sierras Chicas, a 25 km de Capilla del Monte. Atravesado por lo más variado de la naturaleza regional, esta porción de terreno surgió en el período cretácico y albergó hace unos 8 mil años a los Ayampitín, que luego se convirtieron en Comechingones, un pueblo nómade y cazador.

Allí, entre el Valle del Silencio y las Grutas de Ongamira, las tribus originarias enfrentaron la invasión de los conquistadores españoles.

 

Cuevas, canteras y más. A 1.100 metros sobre el nivel del mar, el Valle de Ongamira se forjó con un microclima propio que oscila entre los 30 grados de día y un brusco descenso de temperatura por las noches.

Actualmente, Ongamira se transformó en una reserva natural privatizada que cuenta con aguas termominerales, antiguas canteras de cuarzo y una de las reserva quebrachos colorados y de hierbas medicinales  más importantes de la provincia.

Hasta aquí llegan miles de turistas al año, atraídos por el arroyo Los Morteros, camino al mirador del Cerro Pajarillo y Los Terrones. Es una zona ideal para el turismo ecológico, de aventura y cultural.

Uno de los puntos más atractivos del Valle lo constituyen las tres Cuevas, denominadas la Quinta Maravilla Natural de la Provincia y a unos a 1.500 sobre el nivel del mar. Una posibilidad de conocerlas es realizando el recorrido a caballo a través de los senderos del Parque. Otra alternativa es una caminata de una hora que permite el ascenso al punto más alto y gozar de una vista privilegiada de 360° del valle.

 

Costo. Para entrar a la reserva hay que abonar 15 pesos. 

 

Fotos: www.cordobadestinos.com.ar

Compartir

Últimas Noticias